Violento asalto al dueño de un boliche de Mar del Plata: perdió un dedo y le mataron a su perro

Ocurrió durante la madrugada, los delincuentes se escaparon con electrodomésticos y dinero en efectivo. En el robo, su hija de 7 años fue amenazada con una pistola en la cabeza.

El conocido empresario de la noche marplatense Eduardo Aracil (59) fue baleado este sábado a la madrugada en su vivienda del barrio Estación Chapadmalal por dos delincuentes que le mataron al perro, le cortaron un dedo, lo ataron con alambre de púas, amenazaron con asesinar a su hija de 7 años y huyeron del lugar con electrodomésticos y dinero en efectivo.

Aracil, propietario del boliche Sobremonte, sufrió heridas por dos disparos de arma de fuego, una en una mano y otra en la zona lumbar, además le cortaron los dedos, lo lastimaron con alambres de púas y tuvo que ser trasladado a una clínica local donde se estableció que se encuentra fuera de peligro.

La información trascendió en la mañana de este sábado, pero tanto el fiscal Mariano Moyano como el personal policial de la comisaría octava no confirmaron inmediatamente si se trató de un robo y aseguraron que no descartan ninguna hipótesis sobre el ataque.

Según pudo saberse, el violento episodio ocurrió durante la madrugada cuando Aracil se hallaba en su casa de descanso y fue sorprendido por dos hombres que le dispararon. Según relataron a LA CAPITAL allegados a la víctima, los delincuentes ingresaron a la vivienda, golpearon al empresario, lo ataron con alambre de púas, le cortaron dedos de sus manos y le exigieron dinero y objetos de valor. Además, las mismas fuentes aseguraron que le gatillaron en reiteradas oportunidades, pero las balas no salieron del arma.

Los delincuentes le exigieron a Aracil dinero en efectivo, pero el empresario, en estado de shock no reaccionaba a las demandas de los delincuentes. En ese contexto, uno de los sujetos tomó a la hija del empresario, de 7 años, y le apoyó una pistola en la cabeza y amenazó con matarla.

Aracil logró reaccionar y entregó un dinero en efectivo que tenía, cerca de 3000 pesos. Además de los billetes, los delincuentes tomaron unos electrodomésticos y se fueron del lugar, no sin antes matar a la perra del empresario, una San Bernardo que la familia tenía desde hacía muchos años.

La confrontación ocurrió dentro de la casa quinta ubicada en proximidades de la cantera Yaraví y los policías que trabajaron en el lugar encontraron desorden propio de una pelea. Un vecino de 86 años fue quien llamó al 911, pero cuando los efectivos policiales de la comisaría octava con asiento en Batán arribaron Aracil ya había sido trasladado por sus familiares a una clínica.

Aracil quedó internado en la clínica Colón y si bien su cuadro no presentaba riesgo de muerte, deberá ser operado el lunes ya que una de las balas quedó alojada entre la tercera y cuarta vértebra lo que le ha ocasionado problemas en la movilidad de su pierna derecha.
La familia del empresario Aracil ya sufrió otro violento robo en esa casa de Estación Chapadmalal. El 13 de noviembre del año pasado dos delincuentes ingresaron y robaron a las dos hijas mayores del empresario.

En esa oportunidad, los asaltantes, que habían ingresado al lugar armados, ataron a las mujeres y al esposo de uno de ellas, a quien además golpearon. Los sujetos se llevaron dinero y el auto de la familia, que luego aparecería incendiado atrás del viejo basural.

Para la familia de Aracil, la banda que intervino en esa oportunidad podría ser la misma que este sábado baleó al empresario, ya que aseguran que se manejaron de una forma similar. (La Capital)

Translate »