Reclamo de jubilados en la Municipalidad: falta de respuestas y destratos

La agrupación de jubilados La Norma Plá se manfestó esta mañana en la municipalidad, en reclamo una respuesta por parte del intendente Héctor Gay.

“Es la décima vez que venimos, lo hemos pedido varias veces y no nos ha recibido nunca. Es el jefe político de la ciudad y se tendría que hacer cargo. La intención nuestra es que a raíz del problema que hay con el gas el intendente haga un recurso de amparo para toda la ciudad, que abarque a toda la población. Pero además hay otros problemas que nosotros tenemos como jubilados. En PAMI se terminaron las ambulancias, no existen más. Hay contratadas y no son suficientes”, manifestó el presidente de la agrupación, Juan Carlos Pitiot.

“Hemos venido más de siete veces para hablar con la secretaría privada y en todos los casos nos dijeron que tenía que esperar a que el intendente decida recibirnos. En una oportunidad me hizo una llamada telefónica la secretaría privada de la senadora Nidia Moirano para que nos reunamos los de la agrupación en Colón, donde está la sede partidaria. Le dije que no, que no tenemos una bandera política, y la invitamos a ella y  al intendente en la reunión que hacemos en Smata los jueves a la tarde. Nunca me respondieron”, agregó.

Además una de las integrantes del grupo, Rosa Pan, contó su experiencia tanto con las facturas de gas como las del Cementerio Municipal.

Sus frases destacadas:

“El gas me aumentó una barbaridad. En la época más fría pagaba $350 o $400, ahora, con el mismo consumo o menos para ahorrar, estoy pagando $2100 por mes o sea que se me va a $4200. Es el 20% del total de mi ingreso”.

“Me llegó la tasa del Cementerio a $1600 anuales. Y yo el año pasado pagué $250. Ayer vine al municipio pensando que era una deuda y me dijeron  que era lo que aumentó. Yo tengo a mis padres y mis suegros, tengo que pagar $3200″.

“Cuando vine a hablar me puse nerviosa y me dijeron que se podía pagar en cuotas, algo que no me habían dicho. Y salió un chico de una secretaría que me miró con soberbia y le dije que venía a protestar por mis derechos. Me preguntó: ‘¿cuántos muertos tiene en su tumba?’. Le dije que tenía a mis abuelos, mi papá y un nieto. Y me dijo ‘levante alguno’. Mi abuelo desde el año 1948 está ahí, me hacen llorar. Barro, arreglo la vereda, corto el pasto, dejan el montón de tierra y me ocupo. No digo que  no aumenten porque era muy barato, pero aumenta al doble, no tanto. Me dijeron que lo aprobó el Concejo Deliberante, los concejales de Cambiemos y Ércoli. Dijeron que del Municipio les dijeron que ponen ese valor para que la gente no pueda pagar y como el cementerio no tiene tierras tiran a los muertos para desocupar tierras”.

Translate »