Pringles: viajaron a Paraguay y contrajeron dengue

Fueron de vacaciones y Guillermo Elcano y Cristina permanecieron en cama haciendo reposo por una epidemia de dengue en Asunción y Central, zonas más afectadas en Paraguay.

«Nosotros fuimos el 23 de diciembre a Asunción, Paraguay, para pasar las fiestas» dijo Guillermo al diario El Orden y comentó «el 1 de enero pasamos año nuevo en casa de mi hermano, y después de almorzar mi señora comenzó a tener mucha fiebre. El termómetro señalaba 39, pero en ese momento pensábamos que podía ser por el calor y las comidas».

Ya a la tarde de ese primer día de enero, Cristina comenzó con dolores en el cuerpo, y un día después -al concurrir a un hospital público- les dijeron que esperaran 48 horas para verificar si había contraído dengue, hecho que se confirmó.

El viernes 3 de enero, luego de una fumigación en toda la casa por parte de los servicios sanitarios de Asunción, Guillermo comenzó a sentir también dolores en el cuerpo. Verificando también la alta temperatura y fiebre, comenzó a tomar la misma medicación suministrada a su señora Cristina.

«El tratamiento es paracetamol, tomar mucho liquido y reposo, es el único tratamiento que hay. No hay vacuna y los medicamentos son únicamente para bajar la fiebre y dolores».

«Esperamos a que pase la fiebre, cancelamos el vuelo de regreso a Argentina, programado para el 6 de enero, y enviamos la documentación a Flybondi ya que no podíamos viajar. No tuvimos que abonar ningún costo extra y el viernes 10 de enero conseguimos disponibilidad en un vuelo, así que nos vinimos para preservar la salud de la nena (que no se contagió afortunadamente). Hay que agradecer la predisposición de la empresa para cambiar la fecha del vuelo» destacó el pringlense.

«Conocimos gente a la que internaron, pero gracias a Dios en nuestro caso no fue necesario. El servicio de salud público fue bastante rápido para su atención, y aun siendo extranjero no me cobraron absolutamente nada. Así que permanecimos en reposo, en la cama, tomando mucho liquido y utilizando repelentes para que los mosquitos no nos vuelvan a picar».

«Solamente pudimos disfrutar los primeros 7 días en Asunción, después ya nos queríamos volver» señala Guillermo, quien hoy ya se encuentra trabajando. (El Orden)

Comentarios

Comentario

Translate »