Las once causas en las que Julio De Vido está acusado por corrupción

El ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido recibió su primera sentencia en un juicio oral y público, por su responsabilidad en la tragedia ferroviaria de Once. Sin embargo, el frente judicial del ex funcionario K es mucho más amplio y complejo. Además de estar detenido por el desvío de fondos correspondientes a la mina de carbón de Río Turbio, quedó procesado como organizador de una asociación ilícita dedicada al cobro de sobornos, está acusado de favorecer a Lázaro Báez y lo investigan por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, entre otras acusaciones en su contra que se indagan en una docena de causas judiciales.

Esos expedientes están en diferentes etapas procesales. Algunas en instrucción, otras con procesamientos a la espera de su confirmación, o elevadas a juicio. La que finalizó hoy era al única que ya había llegado al juicio oral.

Obra Pública vial en Santa Cruz

En esta causa Julio De Vido está procesado como parte de la asociación ilícita cuya jefa -según el juez Julián Ercolini- es Cristina Kirchner, y que se dedicó a direccionar obra pública vial a favor de Lázaro Báez. Son 16 los procesados y al ex Ministro se lo acusa de haber puesto a disposición de la “organización criminal” la estructura del área que condujo durante doce años, para que Santa Cruz sea beneficiada con el 11% del total de obras viales. De esa suma, el 86% fue destinada al Grupo Austral: 52 contratos por $ 46.000 millones.

En el expediente se le trabó un embargo a De Vido, por 10.000 millones de pesos. La investigación fue elevada a juicio oral y las audiencias comenzarán el 26 de febrero de 2019.

Yacimientos Carboníferos Río Turbio

La causa investigó una malversación de fondos por 26.000 millones de pesos entre 2004-2015, que debían dirigirse a la modernización y puesta en valor del yacimiento de carbón de Santa Cruz. El juez Luis Rodríguez le adjudicó a De Vido un desvío de 265 millones de pesos. Se lo procesó por administración fraudulenta, y una vez finalizada una pericia que ordenó la Cámara Federal porteña, el juez podrá elevar la causa a juicio oral. Esta investigación condujo a la cárcel al ex ministro en octubre de 2017.

Skanska

En la causa se investigó la hipótesis de que la constructora sueca Skanska habría pagado sobornos a los funcionarios públicos para obtener contratos en la ampliación de los Gasoductos Norte y Sur. El juez Sebastián Casanello lo procesó junto a José López por los delitos de administración fraudulenta y cohecho. También están procesados el ex gerente de Fideicomisos del Banco Nación, Néstor Ulloa, y ex directivos de la empresa. Los responsables de las 23 firmas intervinientes para las facturaciones falsas bajo las cuales se intentaron esconder las coimas sólo fueron procesados por el delito de cohecho como coautores.

Skanska II (Gasoductos)

Es una de las causas donde se investiga Odebrecht, constructora brasileña acusada de pagar sobornos en nuestro país por 35 millones de dólares. El juez Daniel Rafecas procesó a De Vido por negociaciones incompatibles, junto a Daniel Cameron (ex secretario de Energía) y a los ex subsecretarios de Energía Eléctrica y de Combustibles, Bautista Marcheschi y Cristián Alberto FolgarBatista. La causa es conocida como “Skanska II” porque retomó el plan de ampliar los gasoductos troncales que había sido interrumpido tras el escándalo Skanska, en 2005.

El magistrado determinó que los ex funcionarios del área de Energía, en calidad de coautores junto a De Vido, “realizaron una serie de actos tendientes a favorecer de la Constructora Norberto Odebrecht para que esta resultara adjudicataria de los contratos para la construcción de la obra denominada “Ampliación Gasoductos TGS y TGN –obras 2006/2008–”, contratos que debían ser negociados libremente por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (CAMMESA)”.

Trenes chatarra

El juez Julián Ercolini procesó y elevó a juicio oral al ex funcionario K junto al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime en esta causa, que investigó la compra de trenes chatarra a España y Portugal. De Vido está acusado por el delito de administración fraudulenta “agravada por haber sido cometida en perjuicio de una administración pública” por casi 102 millones de euros. La adquisición de los “trenes chatarra” se concretó entre julio de 2004 y marzo de 2012.

En este expediente, quedó detenido Jaime -ex secretario de Transporte del gobierno kirchnerista-,y se procesó sin prisión preventiva al ex titular de Planificación Federal. A ambos se los acusó por la compra de material ferroviario en malas condiciones.

Subsidios a los colectivos

El juez Claudio Bonadio procesó en esta causa a De Vido como principal responsable de un fraude al Estado de más de 609 millones de pesos, cometido entre 2003 y 2014. En esta causa están incluidos los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, y a los ex titulares de la Comisión Nacional de Regulación de Transportes (CNRT) Alejandro Ramos (actual diputado nacional kirchnerista por Santa Fe), Roque Guillermo Lapadula, Pedro Ochoa Romero y Antonio Sícaro.

El procesamiento fue por los delitos de “defraudación contra la administración pública” y “administración fraudulenta”.  El juez determinó que entre julio de 2003 y marzo de 2014 los ex funcionarios “participaron en una maniobra ilegal a través de la cual se entregaron sistemáticamente, a empresas de transporte público automotor de pasajeros, subsidios superiores a los que correspondían”. Aún resta que la Cámara Federal porteña confirme, o no, la resolución del juez Bonadio.

“Mamá Corazón”

La justicia estableció que Del Boca percibió más de 24 millones por de pesos la realización de “Mamá corazón”, que financió el Ministerio de Planificación por intermedio de la UNSAM. El informe confirmó que se cobró el “76,01% del total” presupuestado para la obra, que no se terminó.

El juez federal Sebastián Ramos procesó a Andrea del Boca, a Julio De Vido y a otros ocho imputados por el delito de “defraudación contra la administración pública”, a raíz de las irregularidades detectadas en la financiación de la telenovela “Mamá Corazón” y de otras producciones audiovisuales, financiadas por el disuelto Ministerio de Planificación.

Al ex ministro kirchnerista se le trabó un embargo por 60 millones de pesos; mientras que la actriz y productora fue procesada como “partícipe necesaria”, al igual que al entonces rector de la Universidad de San Martín (UNSAM), Carlos Ruta, a quienes les trabaron un embargo por 50 millones y 60 millones respectivamente.

Cuadernos de las Coimas

E juez Claudio Bonadio procesó a 42 personas en la causa de los cuadernos de las coimas. Cristina Kirchner fue acusada de ser jefa de la asociación ilícita, responsable de comandar una estructura desde el Estado para la recaudación de fondos ilegales. Julio De Vido y Roberto Baratta fueron procesados como organizadores de la asociación ilícita y cohecho pasivo. Al ex ministro de Planificación se le atribuyen cuatro hechos, mientras que a Baratta se lo acusa de 90 hechos. A ambos se les dictó la prisión preventiva y se les trabó un embargo de 4.000 millones de pesos para cada uno. Resta que la Cámara Federal porteña se expida sobre la resolución de Bonadio.

Sueños Compartidos

Cuando la Cámara Federal porteña confirmó las acusaciones contra la titular de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública a través del manejo de millonarios fondos manejados durante el kirchnerismo para la construcción de viviendas sociales, incluyó en la causa a Julio De Vido. El juez Marcelo Martínez De Giorgi le había dictado falta de mérito al ex ministro, pero la Cámara lo procesó.

Odebrecht: AySA

Se investiga a la constructora brasileña Odebrecht por la construcción de dos plantas de AySA. Ya habían sido procesados referentes de la construcción y un ex funcionario de la empresa estatal, y se incluyó a De Vido en la segunda etapa, en la que el juez Sebastián Casanello y el fiscal Federico Delgado se concentran en la estructura de sobornos que habrían rodeado a las dos obras y la responsabilidad de los ex funcionarios. 

La investigación planteó que hubo “acuerdos espurios” para manipular actos administrativos, que “las contrataciones estuvieron previamente direccionadas” y que el llamado a licitación pública fue tan sólo “una puesta en escena para disfrazar negocios previamente acordados”. En consecuencia, hubo una “ficción sobre el mejor precio” y ambas obras -la planta de Paraná de las Palmas y otra en Berazategui- expusieron “la existencia de un millonario perjuicio económico al Estadotraducido, entre otras cosas, en mayores costos como consecuencia de las irregularidades cometidas”.

A De Vido se lo imputó como parte de la ruta de los presuntos sobornos que se cobraron alrededor de la obra. Aún no se resolvió la situación procesal de todos los acusados, entre ellos, la del ex funcionario K.

Odebrecht: soterramiento del tren Sarmiento

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi citó a indagatoria a 49 acusados en la causa que investiga el pago de sobornos e irregularidades en la adjudicación de la obra del soterramiento del tren Sarmiento.

Las indagatorias pedidas por el fiscal Franco Picardi aún están en trámite, ya que entre otros acusados falta la de De Vido. Iecsa, la ex empresa que era de Angelo Calcaterra -primo del presidente Mauricio Macri- integraba el consorcio de firmas lideradas por Odebrecht. También fueron citados representantes de los demás integrantes de la UTE: Ghella y Comsa.

A De Vido se lo citó a indagatoria bajo la premisa de que hubo un “direccionamiento” de la licitación a favor del consorcio, y luego se generaron “modificaciones en el contrato original” que esconderían los supuestos sobreprecios y coimas.

Para el magistrado, las instancias administrativas, una serie de reuniones realizadas antes de la licitación y el intercambio de e-mails donde “se habla del pago de sobornos”, explicarían “el presunto direccionamiento de dicho proceso, los alcances de la contratación y sus modificaciones en beneficio del consorcio ganador.

(Clarín)
Translate »