Las clases no empezarían el 5 de Marzo, por la paritaria docente

Docentes no aceptarían la propuesta de la Provincia

La antesala de la primera reunión de la paritaria docente no resulta demasiado auspiciosa. Aun cuando no se conoce una propuesta formal, los gremios ya adelantan la posibilidad de un paro en el inicio de las clases en la Provincia. Y el gobierno parece mantener firme una premisa que se sostiene desde la Casa Rosada: ofrecer un máximo de 15% de aumento salarial para 2018, sin cláusula gatillo de ajuste por inflación.

Con este escenario, las autoridades del gobierno bonaerense y los representantes del Frente de Unidad Gremial (FEB, Suteba, Sadop, UDA, Amet) se sentarán en el Ministerio de Trabajo el próximo jueves a las 17. Es el debut de la “mesa técnica salarial” y será a sólo 20 días de la fecha fijada para el comienzo formal de las actividades con alumnos en las escuelas primarias de la Provincia. El calendario 2018 determina que las aulas se abren el 5 de marzo para ese nivel de enseñanza.

Por ahora, las metas están lejos de las expectativas. “Esperamos que la gobernadora actúe con razonabilidad. Esperamos una oferta del 20% con cláusula gatillo y la incorporación de sumas al básico”, reclamó Roberto Baradel, secretario General de Suteba. “Se perdió mucho tiempo. Necesitábamos discutir el salario desde antes. Después nos van a acusar de extorsionar con los paros”, se quejó Mirta Petrocini, presidente de FEB. En los despachos de La Plata, por ahora no se anticipan respuestas. La semana pasada, María Eugenia Vidal repasó con los ministros las distintas variantes de ofrecimiento para los 320 mil maestros y profesores del sistema público provincial. “No vamos a ofrecer nada que no podamos pagar”, fue la indicación a sus colaboradores.

La gobernadora está convencida que la disputa no es sólo sindical. La paritaria docente marcará el ritmo de las discusiones salariales en otros ámbitos públicos y privados. Y, como ocurre todos los años, quedará en el foco de la atención nacional. “El año pasado se ensució la discusión por diversas variables ajenas a la cuestión gremial y se perdieron 17 días de clases. Al final terminaron aceptando casi lo mismo que ofrecimos en el primer encuentro”, dijo un colaborador de la gobernadora.

La discusión está matizada por otros factores. En menos de 10 días, Baradel acompañará al sindicalismo opositor en la marcha convocada por el camionero Hugo Moyano. Y el ministerio de Educación de la Nación ya decidió clausurar la posibilidad de una paritaria nacional, algo que vienen reclamando los docentes de todo el país.

El ministro de Educación nacional, Alejandro Finocchiaro, que no tiene que administrar escuelas porque ya no hay en jurisdicción nacional, pidió “salir de la lógica intimidatoria que llevan adelante algunos gremios y que hemos tomado de manera natural cuando en realidad no lo es: el 1 de febrero ya anunciaron que no van a iniciar las clases. Esto complica cualquier negociación”, dijo el funcionario. Aclaró que todos los gobiernos provinciales realizan el “mayor esfuerzo” para llegar a un acuerdo. Y que es “optimista” en cuanto a que comenzará la actividad escolar sin conflictos.

Es una manifestación casi de compromiso. En la capital bonaerense, este fin de semana largo trasuntaba la idea de que el primer lunes de marzo la decisión de los gremios será no empezar las clases. “Vamos a llevar todas las propuestas que sean necesarias. Pero, si del otro lado tenemos una pared en la que rebotan todas las ofertas, entonces no hay chances”, concluyen las autoridades.

Fuente: Clarín