La cámara más cara de la historia

Es una Leica de 1923 y se subastó en Viena por 2,4 millones de euros.

Una cámara de fotografía Leica de 1923 se subastó ayer en la Galería Westlicht de Viena por 2,4 millones de euros (2,9 millones de dólares), con lo que se convirtió en la más cara del mundo y de la historia.

“Es el precio más alto que se haya pagado por una cámara en una subasta”, afirmó la galería en un comunicado.

“Varios coleccionistas en la sala y por teléfono participaron en la emocionante guerra de ofertas y elevaron el precio inicial de 400.000 euros a un resultado seis veces mayor”, añadió.

Según la nota, el excelente estado de la cámara, el número 122 de la “serie 0”, la primera en salir al mercado, contribuyó a animar a los postores.

La suma pagada batió el récord que mantenía hasta hoy la Leica número 116 de la misma serie, subastada por 2,16 millones de euros también en Westlicht, en 2012.

El comprador, un coleccionista privado de origen asiático, prefirió conservar el anonimato, indicó la galería Westlicht, una de las más reputadas en el mundo, que organiza regularmente ventas de modelos antiguos o prestigiosos.

La Leica formaba parte de una serie de 25 prototipos fabricados en 1923, dos años antes de la comercialización de la célebre cámara alemana. Es una de las tres cámaras de esta serie preservadas en su “estado original”.

Fuente: Clarín

Translate »