“Hay pacientes que mueren sin saber que el diagnóstico es de hantavirus”


Tras el brote de hantavirus en el sur del país, Verano 102 habló con el médico infectólogo del Hospital Penna, Martín Alvarado, quien despejó todas las dudas en torno a la problemática.

Sus frases destacadas:

“Es una enfermedad viral: no existe un tratamiento específico. Es relativamente nueva, emergente, hay casos desde 1950”.

“Hay focos y epicentros donde se ven distintos brotes. En este caso le tocó al sur pero en otros años ha habido en la provincia de Buenos Aires”.

“El cuadro clínico es difícil de identificar sin el contexto de un brote. Fiebre, malestar general, dolores articulares, cefalea, como una gripe pero sin ningún síntoma respiratorio”.

“La vía de transmisión es por inhalación de partículas virales que están en las heces del roedor. Por más que no esté el animal puede estar en otros materiales. También existe el contagio interhumano”.

“Hay que evitar el contacto con roedores, ventilar y limpiar con frecuencia sobre todo aquellos lugares deshabitados mucho tiempo”.

“En un menor porcentaje se evoluciona de un cuadro febril al síndrome cardio pulmonar por hantavirus que termina siendo fatal y evoluciona en pocas horas. En pocas horas se ocupan los pulmones por líquido y se da la insuficiencia respiratoria y hay una afectación en el corazón. Tiene una mortalidad del 60%”.

“No podemos descartar casos en ningún lado. En distintas revisiones se detectaron casos en la zona: en 2002 en Orense, en 2005 en Tres Arroyos y en el 2017 en Monte Hermoso. Pero hay pacientes que evolucionan mal y mueren sin el diagnóstico de hantavirus. Pero en Bahía no estamos a nivel de rutas endémicas”.

“Siempre se intenta buscar un tratamiento más fuerte que tenga algo que tenga actividad contra la partícula viral. Pero actualmente no hay ninguna recomendación de tratamiento porque lo que se ha probado no ha dado resultado”.

“La gente que acampe, pesque o los trabajadores rurales tienen que estar alerta”.

Comentarios

Comentario

Translate »