Gustavo Cerati: historia de un mural furor en Chile

La diseñadora gráfica Tania Calderón Leiva pintó el rostro del líder de Soda Stereo.

En sólo tres días, puso manos a la obra y pintó, en la pared de la casa de sus padres, el rostro de Gustavo Cerati. El pasado 13 de enero finalizó el mural pero lo mejor aún estaba por suceder.

-¿Cómo te surgió la idea de pintar un mural dedicado a Gustavo Cerati? ¿Hace mucho que pintás murales? ¿Te dedicás a esta actividad o es un pasatiempo?

-La verdad es que todo lo que se ha provocado es súper bonito para mí porque nunca pensé la repercusión que iba a tener este mural que hice. Las redes sociales son increíbles. Alguien lo publica y se empieza a compartir y compartir hasta que uno pierde el alcance.

Respecto a cómo surgió la idea, yo ya había pintado anteriormente. En 2009 pinté a Dalí en ese mismo muro y, en 2012, a Marcelo Bielsa. Dalí pasó casi desapercibido pero Bielsa tuvo revuelo pero no tanto como ahora. Salió en las noticias también, justo el técnico se iba de la selección y aquí la gente lo quiere mucho y yo, personalmente, era muy “viuda” de Bielsa (risas).

 

 

-¿Qué sentís al ver que tanta gente de Chile, Argentina y el resto de la región haya recibido tan bien tu obra?

-La recepción es lo que me tiene más impresionada. Recibo mensajes de Argentina, Colombia, Perú… Como ya ha estado circulando en distintas fans page de Facebook, me he metido y los mensajes son impresionantes. La gente es muy cariñosa. No he leído ningún comentario mala onda, sino todo lo contrario.

Me he topado con gente verdaderamente fanática que me agradece un montón. De hecho, cuando lo estaba haciendo, llegó un hombre a decirme que es fanático, me mostró sus tatuajes y me empezó a dar besos y abrazos. Me agradeció por sentir alegría en su corazón. Cosas de ese tipo me han pasado por doquier. He llegado del trabajo y hay gente sacando fotos al mural, me abrazan y me agradecen. El cariño que recibo es algo increíble, no puedo dimensionarlo y es algo que me tiene muy contenta.

 

 

 

 

 

 

 

 

-Junto al rostro de Cerati escribiste la frase: “Tanto lo deseás que al fin sucede”. ¿Qué significa Gustavo en tu vida y esa frase en particular?

-Es una frase que a mí me encanta, la atesoro y la tomo casi como una ley para mi vida. Siento que todas nuestras metas y sueños se pueden lograr si los tenemos en la cabeza y empujamos para que eso suceda.

La frase era muy pertinente porque yo hice el mural y cuando lo vi, lleno de colores, no podía poner por ejemplo una frase de la canción “Crimen” o algo más depresivo. Entonces dije que esta frase, que me gusta tanto, era la indicada. Tenía que ser una frase que acompañara todo ese optimismo.

Comentarios

Comentario

Translate »