Fernández dijo que en la Argentina “no hay presos políticos” sino “detenidos arbitrarios”

El presidente Alberto Fernández recibió este lunes a las Abuelas de Plaza de Mayo, Madres Línea Fundadora y otros organismos de DD.HH. y aseguró que en la Argentina «no hay presos políticos» sino «detenidos arbitrarios».

El encuentro, a agenda abierta en el Salón Eva Perón, marcó el regreso de la Mesa Nacional de Organismos de Derechos Humanos a la Casa Rosada. Y, según contó la propia Estela de Carlotto, la agenda de esas 13 organizaciones giró en torno al rol de la Justicia durante la gestión macrista y a los «presos políticos». En ese contexto, el mandatario diferenció la situación de ex funcionarios kirchneristas detenidos con las detenciones sin proceso.

«(Alberto Fernández) dice no tener presos políticos, sino víctimas de una persecución política», expuso Carlotto, quien ofició de vocera del encuentro junto a Taty Almeida -de Madres Línea Fundadora- y no ahorró elogios para el mandatario: «Es como si estuviéramos con un nieto o con un hijo». 

La reflexión del Presidente, según reconstruyeron altas fuentes oficiales, fue similar a la que había planteado en la campaña: «Un preso político es una persona que fue detenida sin proceso. En la Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios, que es otra cosa. Es gente que podría soportar sus procesos en libertad, pero los detienen porque son opositores».

La respuesta del mandatario conformó a las Abuelas. Carlotto comprendió que Alberto F. «no quiere que se diga que él tiene presos políticos» y confió en que la situación de los detenidos arbitrarios cambiará en paralelo a las reformas de la Justicia que planteará el Gobierno. «Un milagro no se puede pedir, ni que las cosas cambien de hoy para mañana, porque tampoco es correcto. Nosotros no queremos que se hagan las cosas fuera del lugar propicio», concedió.

«Se habló mucho de los jueces. El dice que desde el año 30′ existe este problema. La Justicia es un poder enorme y está contaminada. Pero con los recursos que va a tener, con legalidad y nada apresurado, va a volver a poner las cosas en su lugar», agregó.

En cambio, no estuvo sobre la mesa, según fuentes de la reunión, la situación del ex ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, quien casi en simultáneo con la reunión cuestionó al gobierno de Alberto Fernández al indicar que «les resulta cómodos que estemos presos en el marco de la negociación con los Estados Unidos”.

«Están cómodos con nuestra prisión, se les nota demasiado. El Gobierno tiene toda una estructura de poder que va desde el Presidente hasta los ministros y secretarios. No hay ninguna inquietud, sacando al subsecretario de Medios, que se ha preocupado personalmente y ha ido a visitar a los compañeros que están presos”, completó De Vido, en diálogo com AM 530.

Además de Carlotto y Almeida, en la reunión dijeron presente referentes de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas; de la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia Zona Norte; de la Asociación Buena Memoria; de Familiares y Amigos de Santa Cruz; de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos; del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos; de la Liga Argentina por los Derechos Humanos: del CELS, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza; y de H.I.J.O.S Capital

No estuvo presente la titular de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini. «Porque no forma parte de las 13 organizaciones», explicó Taty Almeida. Sin embargo, el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, confirmó que va a ser convocada a la brevedad: «Alberto F. tiene una buena relación, la va a llamar y van a almorzar juntos».

Junto a Pietragalla, por parte del Gobierno, también estuvo en la reunión la ministra de Justicia, Marcela Losardo. Carlotto explicó que ella «va a ser el nexo primario» de los organismos de DDHH con el Gobierno, «para recuperar los espacios perdidos durante el gobierno nefasto» de Mauricio Macri.

(Clarín)

Comentarios

Comentario

Translate »