Estuvo más de 40 años en una cochera y ahora lo venden por más de US$ 3,5 millones

El estado de conservación en el que se mantiene un vehículo usado va a ser siempre un factor determinante al fijar su precio a la hora de la reventa. Pero en el caso de un auto clásico, su condición cobra mayor relevancia al fijar su valor de mercado.

Qué mejor que permanecer más de 40 años parado en un estacionamiento para una mejor conservación, como el Mercedes-Benz 300 SL Roadster que se acaba de subastar en Le Mans.

Coincidiendo con una nueva edición de las 24 Horas de Le Mans Classic, en el que participan vehículos de todas las épocas, la casa de subastas Artcurial sacó a la venta un vehículo increíble por dónde se lo mire y que terminó vendiéndose al doble de lo que se esperaba: 3.686.994 de dólares, cuando lo esperado era 1.760.000.

Los modelos clásicos de Mercedes-Benz están entre los más buscados por los coleccionistas. Y entre ellos, los más codiciados son los 300 SL, por las pocas unidades que se construyeron y por el significado histórico y técnico que tienen dentro de la marca y de la industria en general.

Estuvo guardado por más de 40 años, lo que ayudó a conservar su originalidad.

Estuvo guardado por más de 40 años, lo que ayudó a conservar su originalidad.

Este modelo nació como cupé, con la particular arquitectura de “alas de gaviota”, por sus puertas que se abrían hacia arriba con la articulación en el centro del techo. Presentado en 1954, el 300 SL priorizaba el rendimiento deportivo al confort. De hecho el ingreso al habitáculo era muy incómodo.

Aún conserva el techo rígido desmontable con el que fue vendido.

Aún conserva el techo rígido desmontable con el que fue vendido.

Es por eso que desde los Estados Unidos, principal mercado para el modelo, presionaban a Alemania para que fabricaran una versión descapotable que termine siendo más confortable para un uso recreativo. En 1957, la marca de la estrella presentó el 300 SL Roadster, un descapotable que por razones obvias tuvo que adoptar puertas convencionales.

La unidad subastada fue fabricada en 1963 y despachada Philipsons Automobil AB, un concesionario de la marca en Suecia, que la vendió el 31 de mayo de ese año. El comprador, Gunnar Giermark, registró el automóvil a nombre de su futura esposa, Anne-Marie Berglund, residente de Estocolmo.

El interior se mantiene como nuevo.

El interior se mantiene como nuevo.

El folleto de garantía del modelo confirma que se entregó en color blanco con techo rígido negro. Lo extraordinario es que todavía conserva su caja de madera Mercedes-Benz original que contiene la capota blanda, que nunca se ha quitado de la caja ni se ha instalado en el vehículo. Allí permanece embalada cuidadosamente junto a la cubierta de cuero rojo que combina con los asientos.

Sólo 1.372 kilómetros en 55 años.

Sólo 1.372 kilómetros en 55 años.

El 9 de julio de 1963, la agencia de Mercedes en la capital sueca llevó a cabo el primer service y en ese momento se registró que el automóvil había recorrido tan sólo 570 kilómetros. Pero lo más sorprendente fue que en noviembre de 1972, la calco del ministerio de transporte que le daba el ok para circular (que aún conserva en en el parabrisas), mostraba un kilometraje de poco más de 1.000 kilómetros. Sólo había hecho poco más de 400 km en 9 años.

Se vendió a más del doble de lo esperado.

Se vendió a más del doble de lo esperado.

Esa es una de las razones que hacen tan especial a este 300 SL Roadster, ya que sólo ha recorrido 1.372 kilómetros desde que salió de fábrica. Y siempre tuvo el mismo propietario.

Sólo se hicieron 1.858 unidades del 300 SL.

Sólo se hicieron 1.858 unidades del 300 SL.

Además, este es el undécimo último ejemplar de 1.858 que se fabricaron del 300 SL Roadster. Por lo tanto, cuenta con todas las mejoras que se le hizo a este modelo antes de ser discontinuado, como los frenos a disco en las cuatro ruedas o el motor construido con un bloque de aluminio.

El techo de lona plegable, que nunca fue colocado, aún se conserva en su embalaje original.

El techo de lona plegable, que nunca fue colocado, aún se conserva en su embalaje original.

De acuerdo con la descripción de la empresa de subastas, los pedales no muestran signos de desgaste y se ven como si nunca se hubieran usado. Los asientos de cuero rojo tampoco muestran rastros de decoloración y las costuras también parecen nuevas. Ningún restaurador, por talentoso que sea, podría replicar un trabajo de esta calidad.

La carrocería también está en condiciones fantásticas, ya que el automóvil siempre se ha almacenado en un ambiente seco y calefaccionado, protegido del extremo clima sueco. Está claramente libre de corrosión y conserva la pintura original.

Sólo habrá que ponerlo a punto después de tanto tiempo sin circular.

Sólo habrá que ponerlo a punto después de tanto tiempo sin circular.

El único reparo lo hacen en el aspecto mecánico, ya que el automóvil no se ha conducido desde 1972, y se usó muy poco antes de eso. Por lo tanto, requerirá una puesta a punto y una revisión completa antes de ponerlo a funcionar nuevamente.

Toda la documentación se conserva en un estado impecable.

Toda la documentación se conserva en un estado impecable.

El modelo incluye toda la documentación original, en condiciones impecables, al igual que el codiciado folleto de garantía, los manuales del propietario, otro folleto que enumera las agencias y talleres oficiales Mercedes en aquella época; un kit que contiene fusibles y un juego de herramientas completo en su funda de cuero original.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1963.

 

Fuente: Clarín

Translate »