Eric Trump: “Para mi padre, debería haber más líderes como Mauricio Macri en el mundo”

-¿Es difícil ser el hijo de Donald Trump?

-No es difícil, tampoco es duro. Nadie pensó que se iba a llegar adonde llegamos y eso hace más interesante aún la relación con mi padre.

-¿Como define la relación de su padre con el presidente Macri?

-Ellos se conocen desde hace más de 30 años, tienen una fuerte relación en lo político y cada uno siente y practica un inmenso respeto por el otro. Nosotros sabemos que Argentina es un país increíble. Y en un mundo como el actual que exista esta química entre los dos presidentes es muy bueno para los dos países. Mi padre y yo mismo pensamos que debería haber más líderes como Macri a nivel mundial.

-¿Están pensando en llevar algún proyecto de inversión a la Argentina?

-Ciertamente en el futuro, porque ahora tenemos una limitación, dado que mi padre es el presidente de Estados Unidos y no podemos encarar ningún proyecto internacional. Tenemos muchas oportunidades y cientos de llamadas de manera insistente para que vayamos a diferentes países, pero hasta que él no termine su período en la Casa Blanca no podemos hacer nada. Estamos muy interesados en la Argentina, incluso avanzamos en un proyecto, pero tuvimos que rechazarlo por ese motivo. No tenga duda que en cuanto el termine vamos iremos a Buenos Aires. Amo esa ciudad por su arquitectura, su cultura, la comida. Es una ciudad preciosa.

Desde el 23 de diciembre hay un cierre parcial del gobierno federal en Estados Unidos a raíz de la decisión de su padre de construir el muro en la frontera con México. ¿Usted está de acuerdo?

-Cada país tiene problemas diferentes y Estados Unidos tiene desafíos que Argentina no tiene. La inmigración es algo hermoso, yo mismo soy producto de la inmigración, mi madre, Ivana, llegó siendo esquiadora desde la República Checa. Melania, la primera dama, es de Eslovenia. Pero ellos entraron al país legalmente. Estados Unidos tiene serios problemas con las drogas y al comercio de drogas hay que detenerlo. Por eso creo que mi padre está tan interesado en este tema. Hay mucha gente que quiere entrar al país legalmente desde todo el mundo y se encuentra en lista de espera. No se les permite el ingreso porque hay otra persona que ingresa caminando a través de una frontera que no se ve. Por eso la necesidad del muro. Es necesario para frenar a los ilegales.

-Ustedes eligieron a Punta del Este para el desembarco en América del sur. Uruguay firmó los acuerdos de París que reducen las emisiones de gases efecto invernadero. Su padre ha repudiado ese acuerdo. ¿Usted qué opina?

-No creo que la posición de mi padre sea estúpida. El quiere el aire más puro y el agua más limpia, pero no apoya las iniciativas en las que EE.UU. tenga que depender del resto del mundo. No hay nadie que luche más para asegurase de no contaminar. Para nosotros el medio ambiente es una cuestión de sentido común.

-Pero no parece de sentido común repudiar los acuerdos que alcanzaron casi todos los países…

-Le aseguro que nosotros defendemos con racionalidad el medio ambiente impulsando la tecnología y sin liquidar a las industrias.

-¿Cómo se dividen los roles en la familia Trump?

-En mi caso me dedico a construir edificios y nosotros hacemos los mejores proyectos con un standard de calidad que es único. Esa es mi pasión, tengo la posibilidad de tocar las cosas y las siento, Ivanka está en Washington, ella trabaja codo a codo con mi padre y Donald junior también se dedica al desarrollo inmobiliario, aunque tiene vocación política. Nos llevamos muy bien como familia, cada uno de nosotros continúa una parte del legado familiar.

-¿Cómo eligieron a sus socios para este emprendimiento?

-Siempre tenemos los mejores socios del mundo, nosotros otorgamos una licencia pero estamos muy involucrados y es lo que hacemos en el mundo. Y cuando llegamos a un lugar por primera vez necesitamos la experiencia de los locales. El trabajo que hemos realizado junto a YY Development Group me lleva a asegurar que es el mejor edificio de Sudamérica, con helipuerto, una cancha de tenis que diseñó Martín Jaite, el tamaño de las unidades, los 12.000 metros cuadrados de amenities. No existe algo así con cines, salas de cigarros, vistas espectaculares.

-¿Como eligieron al estudio de arquitectura Dujovne Hirsch?

-Este es un proyecto que lleva mucho tiempo y elegimos siempre a los mejores. Cuando diseñaron este magnífico proyecto el hijo Nicolás Dujovne no era ministro de Economía de la Argentina.

-¿Están atrasados?

-Las primeras unidades se van a entregar al finalizar este año. Es un edificio enorme, de 26 pisos y gran complejidad. Hubo un proceso de elegir la tierra, conseguir los permisos, encarar el diseño, encontrar a las constructoras. La primera vez que estuve en Punta del Este fue a fines de 2014. Es rápido si se considera todo el proceso. Nosotros construimos un edificio que cumple con los estándares de Nueva York y elevamos la vara en Punta del Este. Este es un edificio que no tiene los aires acondicionados en los balcones. No es nuestro estilo.

-¿Por qué Punta del Este?

-Es un lugar que está en el faro del mundo, es muy exclusivo, como los Hamptons en Nueva York. Y su gente es extraordinaria en su amabilidad y su cultura.

-Tiene el 82% vendido y entre lo que le falta vender le quedan dos pent house, algo así como la frutilla del postre. ¿A quién imagina como futuros compradores?

-Lo mejor se deja para lo último. Los pent tienen una vista de 360 grados, están en la cima de 26 pisos. Creo que serán argentinos como los que compraron la mayoría de los pisos, pero hay muchos europeos interesados.

-¿Qué nos puede contar del feng shui, que caracteriza a todos los edificios Trump?

-Es una técnica para ubicar los muebles y priorizar las formas curas. Tiene que ver con la energía. Es algo pragmático. El feng shui nos ayuda a ubicarnos mejor en los espacios, nos dispone mejor.

Translate »