El oficialismo se encamina a habilitar el tratamiento de la Emergencia Alimentaria

Ante la arremetida de la oposición y la convocatoria a sesión especial este jueves para declarar la emergencia alimentaria, el Gobierno se encamina a habilitar el tratamiento y a acompañar el avance del proyecto. Esa postura tomaron los diputados macristas, luego de que el Gobierno decidiera evitar quedar frenando una iniciativa para aliviar las urgencias de los sectores más vulnerables. De ese modo se abrió una negociación con los legisladores peronistas.

“La tendencia es acompañar”, dijo esta tarde un encumbrado diputado del PRO. Los integrantes de ese bloque mantuvieron una reunión y cruzaron conversaciones con referentes del radicalismo y la Coalición Cívica. “La idea es sumarnos, porque la emergencia ya está vigente, no le agrega nada y no tiene sentido oponernos”, coincidió otro legislador oficialista. Como adelantó este diario, Mauricio Macri no vetará el proyecto y el Gobierno ya había dado señales de que no frenaría su avance para no potenciar la tensión y el clima de protestas en la calle, aun cuando los funcionarios insistieron en que resultaba innecesario ante la vigencia de la Emergencia Social y la facultad para reasignar partidas y aumentar la asistencia a los comedores. Esa postura transmitió Carolina Stanley -titular de Desarrollo Social- a los líderes de la CGT en la reunión del lunes.

“Sería una locura bloquearlo. No porque necesitemos la ley, que es más que nada declamativa, sino por la señal que daríamos”, transmitió un ministro. El proyecto unificado de la oposición dispone un incremento “mínimo del 50%” para los programas alimentarios. Se trataría de unos $8.000 millones extra al presupuesto de $12.500 para este año, al que ya se agregaron $4.000 millones en marzo.

Funcionarios del Gobierno se mostraron abiertos a encarar negociaciones con legisladores referenciados en Alberto Fernández: “Si creen que ganan, el costo lo van a tener que afrontar ellos”. Este martes hubo conversaciones entre oficialistas y opositores.

Como el proyecto no tiene dictamen de comisión, tendrá que reunir los dos tercios de los votos de los presentes para poder ser tratado. Los legisladores del PRO, el radicalismo y la Coalición Cívica se encaminan a dar quórum y a habilitar el debate, e incluso quedó abierta la posibilidad de votar a favor. Eso terminará de definirse en una reunión de interbloque este miércoles.

Otra opción será abstenerse, con el argumento de que el Gobierno no necesita la emergencia alimentaria para incrementar la ayuda. También podrían alegar cuestiones técnicas. “El texto tiene algunos problemas legales. Las modificaciones presupuestarias las hace el Ejecutivo y lo que piden ya está en ejecución”, adelantó un diputado del PRO. De cualquier manera se imponía la postura de no aparecer frenando el proyecto. «No vamos a bloquear algo que es igual a la ley de emergencia que impulsamos antes», apuntaron en la Casa Rosada.

 

Comentarios

Comentario

Translate »