El FMI dice que «será necesario un alivio sustancial» en la deuda

El Fondo Monetario Internacional (FMI) sostuvo que «será necesario un alivio sustancial» en la deuda que la Argentina mantiene con los acreedores privados, para «restablecer la sostenibilidad» de esos pagos.

«El alivio en el servicio de la deuda en moneda extranjera que como mínimo se requiere depende del marco macroeconómico asumido, así como de las condiciones financieras en las que Argentina puede cumplir con sus obligaciones con los acreedores oficiales para el período 2021-24″, indicó el FMI en un reporte técnico distribuido este viernes.

Ante la incertidumbre que provoca la pandemia del coronavirus, el Fondo estableció tres escenarios, en los que combinó quitas de capital, tasas de interés y plazos de vencimiento. «Dependiendo del escenario supuesto, el alivio en el servicio de la deuda en moneda extranjera necesario oscila entre U$S 55 y U$S 85 mil millones durante la próxima década», indicó el Fondo.

«El extremo inferior de este alivio está asociado con el escenario que supone condiciones de financiamiento más favorables para cumplir con los pagos adeudados al Fondo Monetario Internacional y a otros acreedores oficiales», aclaró el organismo multilateral.

Los escenarios ilustrativos, aclararon los técnicos del Fondo, se elaboraron a partir de las medidas que el Gobierno anunció hasta el pasado 15 de marzo. De acuerdo con esas medidas, el staff técnico previó «una recuperación económica moderada, condicionada a que los efectos adversos de la pandemia del coronavirus se disipen hacia fines de este año, junto con un proceso gradual de desinflación y consolidación fiscal a mediano plazo».

Dicho de otro modo, el FMI prevé que si el coronavirus no profundiza la recesión, la Argentina podría alcanzar un superávit fiscal primario del 0,8% del PBI en 2023 y aumentaron a 1,3 por ciento del Producto en el largo plazo, «consistente con el mantenimiento de superávits comerciales y una mejora de la cobertura de reservas internacionales».

«El equipo técnico cree que se puede desarrollar e implementar un conjunto de políticas para lograr este escenario», indicó el Fondo en un comunicado.

La directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, emitió una declaración junto con el reporte técnico del staff en la que se alineó con el Gobierno de Alberto Fernández.

«Cuidar a las personas más vulnerables en Argentina y abordar la difícil situación económica del país han estado entre las prioridades más altas del presidente Alberto Fernández desde que asumió su cargo. Atender estos problemas se ha vuelto aún más apremiante a la luz de la pandemia del coronavirus y dado su importante impacto económico y sobre la salud pública. La nota técnica, que presenta nuestra visión sobre la capacidad de sostener deuda del país en el mediano y largo plazo, está destinada a servir de guía a las partes involucradas en la compleja situación de la deuda argentina.”, indicó Georgieva.

Según supo TN.com.ar, el staff emitió el informe «a pedido de las autoridades argentinas», que buscan apoyo para hacer una oferta de canje más agresiva de lo esperado hace unos meses. En el Gobierno sugirieron que el documento del Fondo fue fruto de largas negociaciones.El ministro de Economía, Martín Guzmán, quiere el apoyo del FMI para hacer la oferta de reestructuración.

Guzmán, ofrecerá una videoconferencia este viernes. Según trascendió, dará algunos detalles sobre el escenario macroeconómico que enfrenta la Argentina, pero sin el nivel de profundidad que desearían tener los acreedores.

«Hay muchas combinaciones de parámetros de reestructuración de la deuda, entre ellas reducciones del valor nominal, extensiones de vencimiento, períodos de gracia y recortes de las tasas de interés, que podrían proporcionar el alivio mínimo requerido en el servicio de la deuda en moneda extranjera que aseguran que relación deuda/PIB caiga con alta probabilidad», sostuvo el staff del Fondo.

El peso de la deuda

Según las estadísticas que relevó el Fondo, la deuda total de la Argentina equivale al 88% de su PBI. Las obligaciones previstas para 2020 ascienden a un estimado de U$S49.000 millones. La cifra comprende pagos al propio FMI (U$S1600 millones), obligaciones con otros acreedores multilaterales (U$S5200 millones), bonos emitidos bajo ley extranjera (U$S5100 millones), y otros títulos de legislación nacional en dólares (U$S10.600 millones). También hay deuda en pesos por el equivalente a U$S26.400 millones.

Las necesidades de financiamiento equivalen al 13,3 por ciento del PBI, del cual el 6,1% está emitido en moneda extranjera. Eso está «más allá de la habilidad de la Argentina para generar recursos financieros» para hacer frente a esos pagos.

El Fondo consideró que ese peso de la deuda en el tamaño de la economía debe caer más de la mitad. «En la opinión del equipo técnico, el alivio de la deuda necesario debería reducir las necesidades de financiamiento bruto de Argentina a un promedio de alrededor del 5 por ciento del PBI, y no superior al 6 por ciento del PBI para cualquier año en el mediano y largo plazo», indicaron en el reporte.

Además, los vencimientos de bonos en moneda extranjera excederán los U$S30.000 millones anuales durante el periodo 2022/2023.

«El análisis del equipo técnico está sujeto a considerables riesgos a la baja», finalizó el staff del Fondo. «El riesgo principal a corto plazo se relaciona con un impacto negativo más fuerte y prolongado de lo previsto de la pandemia del coronavirus, con efectos aún más adversos sobre la economía global y la Argentina», advirtió.

Así y todo, los técnicos del organismo multilateral sostienen que el escenario más probable es el de la reestructuración y no el default.

(TN)

Comentarios

Comentario

Translate »