Diego Maurizi, infectólogo: «No peligra el sistema sanitario local»

En Buenos Días Bahía (FM Palihue 102.3) dialogamos con el infectólogo Diego Maurizi sobre el avance de la pandemia en la ciudad y las terminologías claves para comprender los nuevos conceptos.

Dado el contexto actual que se nos presenta, en la ciudad de Bahía Blanca se percibe un aumento de casos diarios y el foco se centra en la organización y respuesta que brinda el sistema sanitario. «Hemos podido organizar las respuestas de los hospitales, tuvimos falta de certeza dado que los materiales eran difíciles de conseguir. Hubo que cambiar la forma de trabajar de los hospitales, estamos mejor organizados y  tenemos un mayor conocimientos sobre el virus» explica el infectólogo.

Si bien en la ciudad se han presentado casos positivos sin nexo entre sí y se comienza a hablar de circulación comunitaria, la palabra oficial y quien se encarga de determinar dichos criterios es el área epidemiológica. «En el caso que se confirme, las medidas que tenemos que tomar son otras y los casos sospechosos se consideran de otra forma.  Por ahora son contagios mínimos, pero tuvimos 3 focos distintos», lo que da la pauta de que, en el caso de encontrarnos ante una mayor circulación, ante un cuadro respiratorio mínimo, hay que realizar un seguimiento para comprobar o descartar un caso positivo.

Dejando en claro que el sistema sanitario local se encuentra en óptimas condiciones y sin peligro de colapsar, se apela a la responsabilidad civil y social de cada ciudadano para evitar nuevos focos de contagio. Los números estimativos que manejan las autoridades son un punto referencial para estimar el grado de respuesta y capacidad ante posibles casos.

Por otra parte, y buscando dilucidar nuevas terminologías y conceptos, cuando se habla de testeos rápidos hacemos referencia a » Aquellos realizados de forma rápida que no se usan como diagnostico, pero sí se utilizan para análisis epidemiológico para saber cuánta es la diseminación del virus en un área determinada. Así se determina la prevalencia del virus en el tiempo».

En cuanto a lo que se denomina rastreo, «Sirve para determinar los nexos de contagio con personas infectadas, como se hizo en los barrios populares de Buenos Aires. Sabemos que muchos casos son asintomáticos, por ende, en la media que uno pueda aislar, es necesario hacer rastrillaje». A su vez, Maurizi afirma que se hace necesario personal capacitado para realizar las tareas de hisopado y rastrillaje y que un desafío actual es poder darle alojo a aquellas personas COVID-19 positivo para que puedan aislarse correspondientemente.

A nivel local, el infectólogo sostiene que no se realizan rastreos y que actualmente se cuentan con siete centros respiratorios capacitados para detectar infectados, «Si tenemos una determinante epidemiológica de virus, se procede con un rastrillaje más exhaustivo».  Con respecto a los barrios vulnerables de la ciudad, aún no se han registrado contagios y en el caso de que suceda se procederá a realizar los rastrillajes pertinentes junto con la entrega de insumos necesarios.

Éste fenómeno biológico y su carga vírica, junto con factores como el tipo del contacto, tiempo compartido con un infectado, temperatura, humedad, distancia entre sujetos, etc, determina la tasa de contagio y la posibilidad de infección o no de una persona.

Por último, la comunidad científica espera noticias para la próxima semana sobre los diversos posibles tratamientos, como la terapia con plasma de personas convalecientes, para determinar si es fehaciente.

-S

 

 

Comentarios

Comentario

Translate »