Cuarentena sustentable

Esta cuarentena nos enseña que nuestras acciones individuales tienen un impacto enorme. Por eso hay que aproveches estos días de aislamiento para sumar nuevos hábitos sustentables.

Como por ejemplo hacer un compost en casa. Es una técnica simple y económica que evita que el 50% de nuestros deshechos terminen en la basura.

El tratamiento de residuos se transformó en un serio problema para grandes ciudades como Buenos Aires. Cada día generamos 17.000 toneladas de residuos –el equivalente a diez obeliscos porteños– que se acumulan en rellenos sanitarios del conurbano bonaerense.

Sin embargo, la mitad de nuestros desechos son de material orgánico que no necesariamente deberían ir a parar al tacho de basura: yerba, restos de frutas y verduras, carozos, cáscaras de huevo, saquitos de té y café son algunos de los elementos orgánicos que desperdiciamos a diario y que se podrían aprovechar.

Por eso el compostaje aparece como una respuesta al problema de la basura que aqueja a las grandes ciudades.

Para contribuir a la reutilización de los recursos orgánicos y a su vez sacar provecho de sus beneficios, todos podemos asumir el desafío de comprometernos con el compostaje y dejar de creer que se trata de un proceso arduo, complicado y poco higiénico.

Una vez que se vuelve costumbre, descubriremos la simpleza y los grandes beneficios que se asocian al proceso. El producto resultante, será una especie de tierra oscura y de aspecto y color semejantes a la tierra del bosque que es ideal para usar como abono natural.

Es importante tener en cuenta que no todos los materiales son aptos para hacer compost. Los materiales que SÍ pueden ingresar en la compostera son: restos de fruta y verdura, cáscaras de huevo y frutos secos, saquitos de té o café, yerba, toallitas de papel, papel de diario, hojas y restos de jardín y de poda.

Los que NO pueden ingresar son: carnes, lácteos o productos no orgánicos.

Te contamos cómo armar tu propio compost en cuatro simples pasos desde tu casa:

PASO 1: La compostera es el contenedor que retiene la mezcla, la mantiene aireada y húmeda y protege de animales y de la intemperie. Algunas ideas para usar de compostera son: cajones de fruta, tachos de alambre tejido, macetas de cemento (con drenaje), etc.

PASO 2 :Una vez ubicada, ya podes ir desechando los restos orgánicos en la compostera. Para que el proceso se desarrolle bien, es conveniente agregar los restos de jardín con los orgánicos de comida en proporciones similares. El agua es muy importante para mantener vivos a los microorganismos.

PASO 3: El oxígeno es también muy importante en el proceso de compostaje. La aireación se consigue removiendo la mezcla una vez por semana. Una vez pasados los primeros siete días, revolvé los desechos depositados anteriormente y repetí esto cada semana.

PASO 4: El proceso de compostaje lleva su tiempo: tarda entre tres y seis meses en madurar por completo. Para saber si la tierra está lista, tomá un puño y mirá su color. El resultado deberá ser una tierra de color negro, sin restos de lo depositado, húmeda y sin olor.

(Aconcagua)

-FF-

Comentarios

Comentario

Translate »