Créditos UVA: así funcionará el subsidio para los hipotecarios

El Gobierno anunció este lunes que la gran mayoría de los tomadores de créditos hipotecarios UVA podrán recibir un subsidio que cubrirá una parte de la cuota cuando esta supere en más de 10 puntos a lo que hubiera correspondido pagar si la misma cuota se hubiera actualizado por el índice de salarios y no por inflación.

Según cálculos oficiales, el beneficio puede tener un impacto en casi 81.000 tomadores de préstamos hipotecarios, de los cuales el 34.500 fueron otorgados dentro del programa Procrear. Pero el alivio de la cuota será variable en función de cada caso particular.

El anuncio

El Ministerio de Interior, Obras Públicas y Vivienda oficializó la creación de un fondo de cobertura que administrará el estatal Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) y que se integrará con dinero del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). El fideicomiso responderá en casos en que haya desfases de más de 10 puntos porcentuales en las cuotas de los hipotecarios UVA en relación a la misma cuota ajustada por el Coeficiente de Variación Salarial (CVS).

El CVS mide la evolución de los salarios formales de la economía y surge del índice que publica el Indec con un rezago de dos meses.

Desde sus inicios, los créditos hipotecarios UVA vienen con una cláusula «gatillo» que el deudor puede tomar para extender el plazo. Esa cláusula permite extender el plazo de repago si la cuota se encarece 10 puntos más que los salarios y se calcula para cada préstamo, en función de su momento de constitución.

Así, desde el día uno del crédito, el banco lleva dos cuentas. Por un lado, actualiza la cuota inicial por inflación para calcular el valor de la UVA. En paralelo, actualiza la misma cuota inicial pero por CVS. Cuando entre una cuota y otra exista una diferencia de más de 10 puntos porcentuales, debe ofrecerle al tomador del préstamo extender el plazo. Ahora le comunicará que el Estado puede hacerse cargo de la diferencia.

Según datos oficiales, pocas familias optaron por extender el plazo. Hubo menos de 150 reclamos en bancos públicos, que entregaron la gran mayoría de los 81.000 préstamos con derecho a solicitar la extensión.

Cómo se aplica

El beneficio tendrá tres universos de aplicación:

Para los nuevos préstamos hipotecarios Procrear que se otorguen, la cuota tendrá un seguro equivalente al 1,5% del valor del pago mensual, con el que se cubrirán eventuales desfases entre cuotas e ingresos, siempre de acuerdo con las actualizaciones mencionadas.

Para los 34.500 tomadores de créditos Procrear en UVA que están pagando su préstamo, el Estado se hará cargo automáticamente de la diferencia, usando dinero del fideicomiso.

Para el resto de los deudores hipotecarios UVA, el subsidio cubrirá el periodo que va de octubre de 2018 a diciembre de 2019. Existen tres restricciones para acceder al beneficio.

La primera es que el préstamo debe haber sido equivalente a hasta 120.000 UVA al momento de su constitución. Hoy, esa cantidad de UVA equivale a poco más de 100.000 dólares.

El segundo límite es que la propiedad adquirida no debió haber costado más de 140.000 UVA (u$s124.000 de hoy) al momento de su escrituración. Este valor se obtiene al pasar al valor de la UVA (el dato se publica en el Banco Central) del día de la operación la cantidad de pesos o dólares por los que se escrituró el inmueble.

El tercero, es que los propietarios no deben ser en la actualidad propietarios o copropietarios de otro inmueble. Si bien pueden haber adquirido la hipoteca para comprar una vivienda unifamiliar y única, será clave ver cómo evolucionó su situación patrimonial posterior (si heredó, en todo o en parte, otro inmueble, por ejemplo).

(TN)

Comentarios

Comentario

Translate »