Conoce a los xenobots: los primeros robots vivos del mundo

Los científicos han creado los primeros robots vivos y que se curan a sí mismos del mundo utilizando células madre de ranas.

Llamados xenobots en honor a la rana africana con garras (Xenopus laevis) de la que tomaron sus células madre, las máquinas tienen menos de un milímetro (0,1 centímetros) de ancho, lo suficientemente pequeñas como para viajar dentro del cuerpo humano. Pueden caminar y nadar, sobrevivir durante semanas sin comida y trabajar juntas en grupos.

Estas son “formas de vida completamente nuevas”, dijo la Universidad de Vermont, que realizó la investigación con la Universidad de Tufts.

Las células madre son células no especializadas que tienen la capacidad de convertirse en diferentes tipos de células. Los investigadores rasparon células madre vivas de embriones de rana y las dejaron incubar. Luego, las células fueron cortadas y remodeladas en “formas corporales” específicas diseñadas por una supercomputadora, formas “nunca vistas en la naturaleza”, según un comunicado de prensa de la Universidad de Vermont.

Luego, las células comenzaron a funcionar por sí mismas: las células de la piel se unieron para formar una estructura, mientras que las células del músculo cardíaco pulsante permitieron que el robot se moviera por sí solo. Los xenobots incluso tienen capacidades de autocuración; cuando los científicos dividieron un robot, se curó solo y siguió moviéndose.

“Estas son máquinas vivientes novedosas”, dijo Joshua Bongard, uno de los principales investigadores de la Universidad de Vermont, en el comunicado de prensa. “No son un robot tradicional ni una especie conocida de animales. Es una nueva clase de artefactos: un organismo vivo y programable”.

(Cultura Filosofica)

Comentarios

Comentario

Translate »