Condenaron a 9 años de prisión al periodista Lucas Carrasco por abuso sexual

El periodista Lucas Carrasco fue condenado este miércoles a 9 años de prisión por el abuso sexual con acceso carnal de una joven ocurrido en 2013, mientras que fue absuelto en el otro caso denunciado. Tras leer la sentencia, el tribunal unipersonal compuesto por la jueza Ana Dieta de Herrero ordenó su detención, aunque recién se hará efectiva cuando la condena quede firme.

Un rato antes de conocerse la sentencia, la defensa del periodista y bloguero había pedido su absolución. En su alegato, el abogado Guillermo Vartorelli, que representa al periodista, cuestionó el testimonio de una de las víctimas por la cual la fiscalía pidió una condena de 7 años de prisión y la querella solicitó 9.

La audiencia comenzó casi alrededor de las 14:00, demorada por otro juicio que se desarrollaba en el sexto piso del Palacio de Tribunales y luego por la ausencia de Carrasco, quien estaba en la zona pero al no contar con teléfono celular su abogado no pudo avisarle de la reanudación del juicio.

En su alegato, Vartorelli cuestionó la figura de testigo única pues la acusación se basa en la declaración de Sofía Otero, la joven que dijo haber sido violada por Carrasco en 2013 y denunció el caso tres años más tarde.

En ese sentido, la defensa si bien admitió que los jueces muchas veces dan por probado el hecho con el solo testimonio de la víctima, en estos casos de delitos cometidos a puertas cerradas, se debería igualmente tener mayor rigurosidad a la hora de evaluar el caso.

Uno de los abusos denunciados ocurrió el 21 de febrero de 2013 y tuvo como víctima a Otero, que en ese entonces militaba en la agrupación La Cámpora.

El otro caso ocurrió en 2015 cuando, según consta en la denuncia, Carrasco obligó a otra joven a una violenta práctica de sexo oral pese a su oposición. Por este último hecho, el fiscal Ariel Yapur no acusó a Carrasco ya que entendió que no configuró un hecho de abuso sexual.

Carrasco habló días atrás en el juicio al prestar declaración indagatoria: «No soy un violador. La mera aparición de esa palabra es una situación vergonzosa. Puedo tratar mal a alguien o ser irrespetuoso, pero no cometer un delito», dijo el acusado.

Los fundamentos de la sentencia se darán a conocer el próximo miércoles 18 de septiembre.

(Perfil)

Comentarios

Comentario

Translate »