Cómo protegerte de los fraudes de tarjetas de débito y crédito

El 20 por ciento de las violaciones del 2017 incluyeron información de tarjetas de crédito y débito.

La cantidad de fallas de seguridad en las tarjetas de crédito y débito va en aumento, de acuerdo con el Centro de recursos de robo de identidad, una organización sin fines de lucro con sede en San Diego que apoya a víctimas de robo de identidad. La organización recientemente publicó un reporte que muestra que el 20 por ciento de las violaciones del 2017 incluyeron información de tarjetas de crédito y débito, un crecimiento de casi el 6 por ciento en comparación con el año anterior.

La violación más reciente sucedió en las tiendas Saks Fifth Avenue, Saks Fifth Avenue Off 5th y Lord & Taylor., de acuerdo con Gemini Advisory, una compañía de ciberseguridad con sede en New York. La compañía que es dueña de estas tiendas, Hudson’s Bay, de Toronto, confirmó que un grupo de cibercriminales había robado más de 5 millones de números de tarjetas de débito y crédito.

Los piratas informáticos instalaron software en los sistemas de las cajas registradoras de las tiendas que logró robar los números de las tarjetas de pago. Aunque la investigación continúa, parece que no fueron comprometidos números de Seguridad Social ni de licencias de manejo.

Parece que los ladrones estaban robando información de tarjetas de pago desde mayo del 2017, pero las noticias fueron reveladas hasta después de que Gemini reportó que las tiendas habían sido atacadas por un grupo criminal conocido como JokerStash.

Aunque el ataque fue uno de los más grandes en tiendas minoristas en los últimos años, ha habido algunos más extensos. En el 2013, la información de alrededor de 40 millones de tarjetas de pago fue robada de Target y un año después, un grupo de ladrones robó 56 millones de tarjetas de pago de Home Depot.

El mes pasado, Orbitz, el sitio web de viajes, dijo que la información de 880,000 tarjetas de pago había sido robada de una plataforma que operan.

Eva Velazquez, presidente y CEO del Centro de recursos contra el robo de identidad, dice que las tiendas e instituciones necesitan hacer un mejor trabajo protegiendo la información de los clientes. Mientras tanto, dice que los consumidores deberían tomar acciones para protegerse cuando las cosas salen mal.

Medidas a seguir

Esto es lo que puedes hacer para mantener a salvo tu información.

Observa tus cuentas con atención. Busca cargos que no reconozcas. Si ves algo raro, llama a tu compañía de tarjeta de crédito, débito o prepago o al banco, en seguida, dice Christina Tetreault, abogada sénior de Consumers Union, la división de defensa de Consumer Reports.

Considera obtener nuevas tarjetas de pago. Si hubo una violación a tu tarjeta de débito, prepago o crédito, podrías querer obtener una nueva tarjeta con un nuevo número de cuenta, dice Tetreault. Esto evitará que tu cuenta sea utilizada sin tu permiso. Si obtienes una nueva tarjeta, asegúrate de cambiar cualquier pago automático a tu nueva tarjeta para que no vayas a recibir cobros por pagos retrasados u omitidos.

Aprovecha los servicios gratuitos de protección al consumidor. Velazquez dice que la Comisión Federal de Comercio y el Centro de recursos de robo de identidad ofrecen plantillas de cartas, formatos y consejos para ayudarte a proteger tu identidad si han robado tu información. Además, Velazquez dice que le preguntes a tu empleador. Muchos ofrecen servicios que podrían ayudarte, y también revisa tu seguro de propietario de casa o de arrendatario, que podría tener una sección que ofrezca algún tipo de servicio de protección de identidad.

Inscríbete a monitoreo de crédito gratuito. Hudson Bay dice que ofrecerá a los clientes afectados servicios gratuitos de protección de identidad, incluyendo monitoreo de crédito. El servicio ofrece una revisión continua de tu historial crediticio. Hacer esto no te dejará saber si alguien está usando tus cuentas existentes sin tu permiso pero sí te hará saber si alguien abre una cuenta nueva a tu nombre. Si crees que te han robado otros datos en el pasado, como tu número de Seguridad Social, también puedes:

Establece una alerta de fraude en tu reporte de crédito. Esto advierte a posibles prestamistas que has sido una víctima y que deberían tomar pasos extras razonables para verificar tu identidad antes de ofrecer crédito a la persona que dice ser tú.

Para solicitar una alerta de fraude, solo tienes que contactar a una de los 3 grandes agencias de crédito: Equifax, Experian, o TransUnion. La agencia a la que contactes se lo comunicará a las otras dos. (Debes colocar una alerta separada con Innovis, una agencia de crédito más pequeña).

Una alerta inicial de fraude dura 90 días. Si eres víctima de robo de identificación, puedes obtener una alerta de fraude extendida que se mantiene durante 7 años. Pero podrías estar mejor con la alerta de 90 días porque esto te permite obtener un reporte de crédito libre de cada una de los 4 agencias cada vez que renueves la alerta.

Crea un congelamiento de seguridad. Un congelamiento de seguridad en el archivo de tu crédito bloquea a la mayoría de los prestamistas para que no puedan ver tu historial de crédito. Esto hace que esta acción sea la manera más efectiva de protegerte contra un fraude.

Si un posible prestamista no puede obtener tu reporte de crédito, no abrirá un nuevo crédito. Esto por lo general evita que los ladrones aban cuentas fraudulentas a nombre tuyo.

Sin embargo, hay una complicación. Este congelamiento también deja fuera a la mayoría de las compañías con las que quieras hacer negocios, incluyendo prestamistas, compañías de telecomunicaciones, y aseguradoras.

Para darles acceso cuando quieras aplicar para un préstamo o quieras abrir una cuenta de servicio celular tendrás que quitar temporalmente el congelamiento y establecer una fecha para que se reinstale automáticamente.

Ten en cuenta que no todo mundo está bloqueado para obtener tu reporte de crédito. Los bancos y las cooperativas de crédito en donde ya tengas cuentas aún pueden revisar tu reporte de crédito, así como agencias de cobro y ciertas agendas gubernamentales.

Un congelamiento puede ser gratuito, dependiendo de tu estado y de tus circunstancias; por ejemplo, si fuiste víctima de un robo de identidad y has levantado un reporte policíaco sobre el incidente. De otra forma, espera pagar entre $2 y $12 para iniciar o levantar temporalmente el congelamiento de cada agencia de crédito: Equifax, Experian, TransUnion, e Innovis. Revisa la ley de tu estado para conocer los detalles específicos.