Albertito Olmedo habló sobre su padre

Crudas confesiones sobre la vida del capocómico. 

Siempre el recuerdo de un grande es nostálgico, conmovedor. Por eso, cuando se habla de Alberto Olmedo, fallecido a los 55 años en un trágico hecho que aún conmueve a los argentinos, sigue emocionando, más aún cuando esas palabras provienen de su hijo menor, Albertito (29), quien no llegó a conocer a su progenitor aunque él viva en su memoria.

“A mi padre lo armé con la tele, con mamá (Nancy Herrera), con amigos, con lo que me contaban. Todos me decían cosas buenas, que era solidario, un as de los sketches, pero también me dijeron malas, como cuando me dijeron ‘tu papá se enteró que venías vos, se tomó un saque y después se tiró por el balcón'”, recordó este lunes Alberto Jr. en Vino para vos, programa conducido por Tomás Dente por la pantalla de KZO.

En esa extensa entrevista, el hijo menor del recordado humorista y actor rosarino contó que se gana la vida trabajando de chofer y que desde hace tres años estudia teatro, aunque todavía no sabe si esa será su profesión a futuro. Pero además, Albertito habló de la trágica noche del 5 de marzo de 1988 cuando su padre murió al caer del piso 11 del edificio Maral 39 en Mar del Plata, siete meses antes de su nacimiento.

“Mi papá estaba en otro balneario, afuera de Mar del Plata, y mi mamá lo llamó para darle la noticia de que estaba embarazada. Entonces él volvió, destaparon algo para brindar en privado y no sé si fue a hacer una broma o una manía que tengo yo también de sentarme en la baranda, pero perdió el equilibrio, quedó enganchado de la mano, mi vieja justo sale, lo trata de levantar pero era más pesado y se le zafó”, comenzó diciendo el joven heredero de Olmedo.

Ante la insistencia de Dente, Albertito descartó la posibilidad de que su madre haya querido tirar a su padre al precipicio y sumó: “Mi mamá me fue contando la historia de a poco y a medida que fui creciendo fue cambiando. Para mí se mamaron y él fue a hacer eso de sentarse en el balcón y perdió el equilibrio. Yo soy de hacer eso. Pero cuando estoy muy lastimado no me subo y si estoy bien no me interesa si es un piso 1 o un 32”.

Y respecto a las drogas, en detalle a la cocaína, el joven dijo: “Sé que hay cosas que te vuelan la cabeza y te llevan a hacer cosas, pero yo nunca tomé, no sé”.

“Yo no quiero saber qué pasó mucho esa noche. No me quiero asustar. Mejor no saberlo… Puede ser que mi mamá me haya contado una versión editada, resumida. Me contó la verdad de lo que pasó pero omitió los detalles”, dijo sobre el relato que le hizo Nancy Herrera.

Además, Albertito aseguró que de haber conocido a su padre, seguramente ellos hubieran chocado. “Estoy seguro que de haber estado presente lo hubiera hecho enojar también porque los padres quieren que sus hijos sigan sus carreras y él hubiese querido que siga el rubro y a mí no me gustaba”, especificó.

Hacia el final del programa, el hijo del querido comediante miró a cámara y le dedicó unas sentidas palabras a su papá: “Pa, sé que si estuvieras acá haríamos mil cosas. Desde ir a la cancha juntos hasta ir a tomar algo, a comer, a dar mil vueltas. Es algo que siempre quise hacer. Te amo, sería un amor incondicional. Es difícil no tenerte. Me hubiese gustado tenerte cinco minutos. Conocerte aunque sea en cinco minutos”.

Fuente CLARÍN