Abusos en Independiente: ordenaron liberar a Leonardo Cohen Arazi y a Martín Bustos

La causa sobre los abusos en las inferiores de Independiente tuvo un nuevo giro. La Justicia ordenó la liberación inmediata del relacionista público Leandro Cohen Arazi y el árbitro Martín Bustos, ambos imputados en la investigación. Detenidos desde marzo, la Cámara de Casación revocó su prisión preventiva.

El RR.PP se había presentado hace seis meses ante la fiscalía de Avellaneda después de que lo acusaran por abuso sexual y corrupción de menores. La fiscal de la UFI 4 de esa localidad, María Soledad Garibaldi, le pidió al juez de Garantías 9, Luis Silvio Carzoglio, que lo arrestaran.

Antes de entregarse, Cohen Arazi dio una entrevista en donde se declaró inocente. “Soy gay y eso no me hace culpable de ningún delito. Se me está acusando de un montón de cosas gravísimas. Lo que yo hago entre cuatro paredes con mayores de edad es un problema mío. Pagué por sexo miles de veces porque no soy Brad Pitt, pero siempre a mayores de edad”.

En la causa que investiga la red de prostitución y pedofilia de jugadores del “Rojo”, también quedará en libertad el juez de línea Martín Bustos, uno de los primeros detenidos. Para la Justicia, es el principal sospechoso de la banda de entregadores, que funcionaba como nexo entre los chicos y los clientes.

El día de su arresto había intentando engañar a las autoridades, minutos después de que se emitiera la orden de captura: le informó a la fiscal del caso que iba a entregarse en una dependencia de la provincia de Buenos Aires, pero estaba oculto en otro lugar.

Cuando allanaron la casa, los efectivos notaron que faltaba su teléfono celular. En ese momento empezaron a sospechar que quería fugarse, ya que había descartado el aparato para no ser identificado ni dejar rastros. Pero le salió mal. Horas más tarde, detuvieron a su abogado, Carlos Beldi. Según informó TN, el letrado había roto el teléfono del árbitro con un martillo, en una clara maniobra para obstruir la pesquisa. También encontraron en su propiedad un arma.

Sin embargo, dos semanas después la Justicia logró recuperar parte del material que tenía el árbitro en su celular: chats, videos e imágenes. Gracias a esto, pudieron constatar que Bustos conversaba por Facebook con varios jugadores del club y los convencía de tener un encuentro. Con respuestas breves, hablaban del colegio y del rendimiento en la cancha hasta que el imputado les proponía a los menores juntarse a tomar algo y “hablar de fútbol” en un lugar de San Isidro. “¿Vos sos árbitro?”, le pregunta uno de los chicos. “Así es”, le responde el detenido, según los diálogos a los que tuvo acceso Telefe Noticias.

Translate »