Aberrante: madre alemana vende a su hijo de 9 años para ser violado

Las detenciones se produjeron en la ciudad alemana de Friburgo.

La policía recibió una denuncia anónima el pasado 10 de septiembre. Una rápida comprobación puso de manifiesto que el novio de la madre del niño tenía antecedentes penales por pedofilia, por lo que en apenas cinco días el menor fue puesto bajo tutela del Estado alemán y comenzaron los interrogatorios a la madre de 47 años y su actual pareja, de 37. «Se trata del peor caso de abusos sexuales a un menor que han tenido que abordar nuestros investigadores hasta la fecha», ha descrito un portavoz de la Oficina de Investigación Criminal (LKA) de Baden-Württemberg, que mantuvo activos los perfiles que la pareja tenía en internet y en los que ofrecía al pequeño, de 9 años de edad, para diferentes tipos de violación y abuso a cambio de determinadas cantidades de dinero.

En respuesta a los anuncios, tras los que actuaba ya la policía alemana, han ido apareciendo a lo largo de los últimos cuatro meses una serie de hombres interesados en la oferta, entre ellos un español de 32 años que ha sido detenido en España y trasladado posteriormente a Alemania, donde se encuentra en prisión preventiva. También hay un suizo y un soldado alemán perteneciente a las brigadas que no llegaron a perpetrar su crimen. Pero el rastreo en la red de la pareja responsable del menor ha permitido probar que el niño había sido violado reiteradamente, por muy diferentes personas y en muy diversos escenarios.

El calvario comenzó como muy tarde cuando tenía 7 años de edad, aunque la policía no puede precisar qué sucedía en casa antes de eso. En muchos de los vídeos constan las amenazas y maltratos que sufría junto a la advertencia de mantener la boca cerrada, así como la participación o presencia de la pareja en muchos de los abusos. Las policías de Francia, Italia, España y Suiza han participado en la búsqueda de los sospechosos, abandonada solamente cuando las detenciones han ido sirviendo de aviso a la red pedófila, de manera que habían dejado de llegar respuestas a las ofertas.

El último de ellos, un alemán de 43 años residente en Schleswig Holstein, identificado como Daniel V., llevaba en el equipaje todo un arsenal de parafernalia sadomasoquista cuando fue detenido en Karlsruhe, el otro extremo del mapa alemán, a donde se había trasladado en una especie de fin de semana turístico. En su respuesta precisaba que deseaba dar rienda suelta a ciertas «fantasías de muerte». «Este hombre ya había sido condenado antes a cinco años y ocho meses de prisión por graves abusos sexuales a menores», ha confirmado el fiscal de Kiel, Axel Bieler, poniendo de manifiesto que quienes participan en estas redes no suelen ser en absoluto desconocidos para la policía. «Se trata de un especialista en telecomunicaciones que entró en prisión el 29 de septiembre de 2009 y que tras su liberación volvió a la red».

El caso ha permitido además detectar también otro caso de abusos, en este caso contra una niña de 8 años de Neumünster, en el norte de Alemania, que aparece también en varios vídeos como víctima de reiteradas violaciones relacionados con los anteriores. El titular de la oferta, en este caso, era su padre, alemán de 32 años, que está desde el 3 de noviembre en la cárcel.

Fuente ABC

Translate »